Ácido Fólico: la vida está en las hojas


El ácido fólico es un nutriente necesario para nuestro cuerpo. ¿Recibes la dosis adecuada ácido fólico? ¿Cuáles son las consecuencias de no consumirlo?

En el mundo de la medicina, algunos piensan que es innecesario tomar suplementos vitamínicos asumiendo que ingerimos nutrientes que nuestro cuerpo necesita en los alimentos. Esta actitud ha estimulado una reducción en la ingesta de nutrientes en forma preventiva, como el ácido fólico, el cual es especialmente necesario para las mujeres embarazadas.


¡Según algunas encuestas de nutrición realizadas en los EE.UU.
la deficiencia de ácido fólico aparece como la más frecuente de todas!

¿Por qué lo necesitamos? El ácido fólico pertenece al grupo de las vitaminas del complejo B, las cuales son necesarias para:

Prevenir defectos congénitos de la espina dorsal y otras malformaciones del bebé.
Formar de glóbulos rojos. 
Lograr la síntesis de proteínas y la reproducción celular.
Hacer crecer cabellos y uñas.
Garantizar el buen estado de órganos genitales, el sistema nervioso, y las vías digestivas.
Absorber otras vitaminas en el intestino.

Además, necesitarás más ácido fólico si estás embarazada, consumes alcohol, tomas anticonceptivos orales, bien seas joven, adulto o ya alcances la tercera edad.

¿Cómo saber si necesito ácido fólico? Los síntomas más frecuentes de carencia son: anemia macrocítica (disminución de hemoglobina y glóbulos rojos más grandes de los normal), fatiga, diarreas, vómitos, acné rosáceo, trastornos del sueño y la memoria, palidez, inflamación de los ganglios, crecimiento del hígado, depresión y envejecimiento prematuro.


¿Dónde podemos obtenerlo? En situaciones normales, el nivel del ácido fólico en nuestro organismo no es óptimo. Por esto, para mejorar nuestros niveles debemos tomar suplementos, vegetales de hojas verdes (espinaca cruda y lechuga) y otros productos como: la levadura de cerveza, carne, ostras y huevos.


¡Pero cuidado, el ácido fólico muy débil al calor y cuando cocinamos los alimentos podemos deshacernos de este nutriente!



¿Qué dosis necesito? Esta vitamina no es tóxica y no produce hipervitaminosis. Aunque es conveniente que sea dosificada por un médico especialista, en forma preventiva se remienda por día:

Lactantes: 50 microgramos. 
Niños de 1 a 3 años: 100 microgramos. 
Niños 4 a 12 años: 300 microgramos.
Niños a partir de los 13 años: 400 microgramos. 
Mujeres consumiendo anticonceptivos orales: 400 microgramos.
Embarazadas: 800 microgramos.
Mujeres durante la lactancia: 800 microgramos. 
Mayores de 50 años: 800 microgramos.

Chequea tus niveles de ácido fólico y los de tu familia, toma la cantidad adecuada de este importante nutriente.

Entradas similares