Complementos vitamínicos


Las vitaminas y minerales son importantes en la infancia para garantizar el desarrollo y crecimiento del organismo, mientras que en la edad adulta permiten la regeneración de los tejidos y el fortalecimiento de la salud.


Actualmente existe una fuerte controversia acerca de si es suficiente una alimentación balanceada para cubrir los requerimientos diarios de vitaminas y minerales.


Con el progreso de las investigaciones en Nutrición, se ha descubierto que déficits leves de vitaminas y minerales pueden producir una amplia gama de síntomas que pueden pasar desapercibidos por los no especialistas en la materia.


Diariamente se deben consumir 13 vitaminas fundamentales (A, B2, B3, B5, B6, C, E, PABA, Biotina, Inositol, Colina, Lecitina, etc.) que deben ser obtenidas de los alimentos, mientras que otras, como las vitaminas: D, K, B1, B12 y ácido fólico, se forman en el cuerpo a partir de la luz solar y de la flora intestinal.

Para obtener la cantidad necesaria de vitaminas, debes tener, en primer lugar, a una alimentación balanceada. Sin embargo, estos requerimientos se pueden cumplir en forma segura suplementando la alimentación natural con productos vitamínicos y minerales.

En determinados casos las vitaminas deben suministrarse en dosis medicinales con funciones terapéuticas.

Si no recurrimos a suplementos, la persona tendría que ingerir cantidades prácticamente imposibles de alimentos, mientras que una simple cápsula o tableta nos permite alcanzar esas dosis.

Entradas similares